Última Noticias


MÁS

Moschino se olvida de una pierna en un Photoshop

Publicado Por : Laine Miranda hoy : 0 comentarios
Laine Miranda
Archivado bajo :


Al principio las quejas tuvieron que ver con la elección del blanco y negro en la campaña de una marca, Moschino, que basa sus contenidos en el uso desenfrenado del color. Hasta que uno de los usuarios del foro digital The Fashion Spot se dio cuenta del ‘pequeño’ detalle: “Me gusta, es bonita. Pero, ¿dónde está la segunda pierna de Sasha?”, escribió.

La imagen, fotografiada por Steven Meisel, muestra a tres modelos (Anna Ewers, Sasha Luss y Hollie-May Saker) vestidas con la colección de primavera de la firma italiana, basada en la indumentaria de Barbie. Es lógico que las tres sean rubias y hasta es comprensible que la instantánea haya sufrido retoques para emular las formas físicas de la famosa muñeca. Pero amputar digitalmente la pierna de una de sus protagonistas traspasa la delgada línea que separa lo artificial de lo disparatado. Moschino, por el momento, no ha ofrecido declaraciones.
Por supuesto, no es la primera vez que el abuso de Photoshop termina desfigurando caras, amputando miembros o desequilibrando proporciones en campañas de moda o portadas de revista. Sin ir más lejos, hace unas semanas se acusaba al diseñador Roberto Cavalli de haber adelgazado varias tallas a Nicki Minaj a golpe de retoque en su nueva publicidad. Una estrategia común en esta industria, pero quizá demasiado polémica en el caso de una cantante que ha hecho de sus curvas su mejor reclamo y entona frases como “Que le den a las flacas” en sus canciones.

“Los cuerpos femeninos son un campo de batalla y la culpa, en parte, la tiene la fotografía”, declaraba la actriz Keira Knightley recientemente en el diario británico The Times al hilo del topless sin retoques que protagonizó para la revista Interview. No es la única celebridad que se ha manifestado en contra del abuso del Photoshop. Como Knightley, Brad Pitt también pidió expresamente ser retratado en la portada de W Magazine al natural, mostrando orgulloso arrugas e imperfecciones. Kate Winslet, por su parte, arremetía contra las fotos que publicó la revista GQ hace una década. “El retoque es excesivo. Ni soy así ni quiero serlo”, dijo. De poco le sirvió. Diez años después, Vogue USA modificaba su rostro hasta hacerla parecer diez o quince años más joven.
 
Una campaña de Victoria's Secret en la que dejaron a la modelo sin cadera.
Si bien lleva años librándose una batalla contra los perjuicios que esta herramienta causa en la imagen de las mujeres, el año pasado las críticas se endurecieron. Y no sólo en lo que respecta a la publicidad y las publicaciones. Tras las constantes denuncias acerca de los retoques que Beyoncé y Kim Kardashian aplican a sus fotos antes de subirlas a Instagram, se creó en noviembre la cuenta @wephotoshoppedwhat para demostrar que no son las únicas que restan diámetro a su cintura o alargan sus extremidades. En el perfil se pueden ver imágenes de mujeres, famosas o anónimas, que delatan el paso previo por Photoshop.

Algunas incluso olvidan recolocar el vestido en su posición inicial o volver a dibujar las partes del cuerpo que han intervenido. Justo como Moschino en su campaña, con la diferencia de que esta vez no se trata de la campaña de moda de una firma de prestigio, sino de una imagen que pretende pasar por natural y cotidiana.

No comments:

Deja tu rupuesta